fbpx

Título

Subtítulo
5 May 2021

compromiso III Los enemigos

LOS PELIGROS DEL COMPROMISO: LA FALTA DE ASERTIVIDAD

Hoy has decidido estudiar y te vienen a buscar los amigos. Tienes muy claro lo que debes hacer para cumplir tu compromiso: estudiar. Tus amigos insisten, dicen que eres necesario para sus planes: “es muy importante que vengas…. tienes que estar” “No seas traidor y no nos dejes tirados…”

Básicamente tienes tres posibilidades:

  1. Cabrearte y decir que te dejen en paz con un par de voces: serás agresivo
  2. Ceder y hacerlo aunque no te apeteciera saltarte tu plan: serás pasivo
  3. Explicar tus motivos, disculparte y asegurarles que pueden contar contigo cuando te avisen pero hoy ya has hecho tu plan y es muy importante para ti: serás asertivo

Ser asertivo es poder auto afirmar tus propios derechos sin dejarte manipular ni manipular a los demás. Es un concepto que requiere de mucha madurez pues se necesita mucha autoconfianza para ser asertivo. Daremos unas claves (inspiradas del blog de psicopedia.org)

  1. Limites claritos: Puedes crear reglas y establecerlos donde tu consideres, pero establece aquello que permites a tu alrededor y lo que no. Las personas pasivas no los tienen dejan que otros invadan su espacio y derechos. Los habrá innegociables y negociables. Todo vale, piensa en tus compromisos y trata de escribirlos para que tú y todo tu entorno los reconozca
  2. Se proactivo: tus problemas son tu responsabilidad.
  3. Pide por esa boquita: no esperes que te adivinen: Si algo no te gusta, dilo, si quieres algo, pídelo. No des nada por sabido, no creas que los demás saben lo que quieres, díselo tú.
  4. No eres responsable de nadie más que de ti: Libérate de la necesidad de imponerte y que te den la razón y tampoco creas que lo que tú haces causa daño. Se trata de tus compromisos con tus metas. No te auto impongas la presión de crear felicidad a tu alrededor. Sobre todo, a costa de tus objetivos.
  5. Eres responsable de las consecuencias de tus palabras y acciones. Asume que lo que haces puede no gustar, pues tus propósitos no son los mismo que los de los demás.

Deja tu comentario