fbpx

Título

Subtítulo
25 Feb 2021

En las opos, menos es más (I)

Tener el control absoluto de la oposición es misión imposible, pero sí hay ciertas pruebas que podemos llevar con mucho control, y una de ellas es la defensa de la programación. Te hará ganar en seguridad y tranquilidad.

Y ahora te preguntarás, ¿me tengo que aprender una exposición de 30 minutos sin utilizar ni papel, ni pizarra, ni ordenador? La respuesta es clara: SI. Con tres oposiciones encima, afirmo que es posible.

Una vez tuve un entrenador que, cuando yo no quería descansar, o quería entrenar más y más, siempre me decía: “menos, es más”. A la hora de exponer y defender la programación didáctica, recuerda este principio.

Lo primero que has de hacer, es escribir tu discurso. Con ayuda de tu preparador seguramente sea más fácil, y para el resto, aquí tienes cinco consejos para aplicar este principio:

  1. Se claro y conciso con el discurso, querer incluir más y más información, solo lleva a que te enrolles. Menos, es más.
  2. Muestra y explica aquello que más interés pueda despertar en tu propuesta. Hablar de absolutamente todo, es imposible. Menos, es más.
  3. Plantea algunas preguntas retóricas en tu discurso. Si es posible, incluye algo personal, alguna anécdota, alguna pequeña historieta. Genera un vínculo con el tribunal, pero sin pasarse. Menos, es más.
  4. Imagina qué preguntas te puede hacer el tribunal. Y cuando contestes no te decantes claramente por una postura u otra, maneja el eclecticismo. Trata de ser positivo, sintético y claro en las respuestas, cuidado con irte a Úbeda. Menos, es más.
  5. Utiliza una narrativa para contar tu propuesta, no se trata de ir punto por punto diciendo lo que ya está escrito. Enlaza unas ideas con otras, unos apartados con otros, y muestra ejemplos a través de los anexos, sin excederse… Menos, es más.

¿Ya tienes tu discurso? Pues ya solo te queda “manejarte” en la sala.

Continuará…

Deja tu comentario