fbpx

Título

Subtítulo
Por fin he conseguido la plaza
27 Ago 2020

Por fin he conseguido la plaza de maestra

Conchi Hernández López es exalumna de Nortesport, con seis años de experiencia docente en Primaria, maestra en Educación Física, graduada en Primaria, máster en Orientación e Intervención Psicopedagógica y graduada en Lengua Extranjera Inglés.

Diez años han pasado desde 2009 —mi primera oposición— hasta 2019, cuando por fin pude decir: “Soy maestra de Educación Físicacon plaza—”.

Diez años de pelea en los procesos de oposición a maestro, con un total de cinco oposiciones aprobadas —casi nada— con sus horas y horas de estudio y preparación, en las cuales la nota más baja fue un 7,8 y la más alta un 9,7 pero…. sin plaza. Cada convocatoria es una experiencia totalmente diferente para la que hay que estar preparada cada año.

El dichoso baremo siempre me dejaba fuera de la lucha por conseguir la plaza. No tenía experiencia docente. Esto unido a años poco favorables, en los que los que el número de plazas era muy escaso, hacía que los opositores sin experiencia y baremo lo tuviéramos francamente difícil.

Combinaba constantemente en cada proceso de oposición una alegría inmensa cuando recibía la nota, viendo reflejado el trabajo realizado, con la decepción de tocar la meta con las puntas de los dedos y que se escapara. Nadar para morir en la orilla.

No obstante, ahora desde otra perspectiva y ya con mi plaza en la mano, valoro el tiempo en el que he sido interina. He vivido diferentes colegios, alumnos, compañeros, metodologías que me han hecho crecer mucho en mi labor como docente por toda Castilla y León, la comunidad más extensa de Europa en cuanto a territorio.

Estas experiencias me han enriquecido mucho como persona y como maestra, y ahora entiendo que no sacar una plaza a la primera no debe verse como una desilusión o un fracaso. Hay algo más, siempre todo tiene algo positivo. Ahora valoro el proceso.

2019 ¡Mi momento! ¡Mi año! Año de oposición complicado para mí, horas difíciles de estudio acompañada de un “enano” de un año que sin querer me dificultaba la concentración y constancia, pero que me subió la motivación un 100%. No podía seguir viajando por el mundo.

Y sí…  Ahora sí. El baremo me acompañaba y también el número de plazas. Tenía que ser este año y lo fue. Carpe diem. Aunque el camino sea difícil mi lema, y el que os recomiendo seguir siempre, es insistir, persistir, resistir y nunca, nunca, desistir. ¡A por ello!

¡Gracias Juan Ramos¡ ¡Gracias Nortesport!

Deja tu comentario