Título

Subtítulo
Time blocking o cómo mejorar tu productividad
29 Ene 2020

Time blocking o cómo mejorar tu productividad

El gran reto del opositor es encontrar el tiempo suficiente para preparar la oposición en condiciones. Este reto se va complicando cuando, además de la oposición que lo normal es que tarde años en llegar, se unen otras obligaciones en la vida. Ese trabajo que no te puedes permitir dejar, esa familia que crece, etc… Y aquí es donde entra el time blocking.

Me gustaría compartir contigo uno de los trucos más sencillos y a la vez más efectivos que desde hace años ha conseguido mejorar mi productividad y estirar mis 24 horas, que son las mismas que tienes tú. Se trata del time blocking.

El time blocking consiste en aplicar a las 24 horas de nuestro día a día lo mismo que hacen los alumnos en las escuela o los profesores durante su horario laboral. Bloques de tiempo que, de una forma visual, “reserven” franjas horarias para realizar determinadas tareas o enfocarse en diferentes actividades.

La buena noticia es que no necesitas nada complejo para llevar a cabo esta técnica. Una simple agenda o papel te puede servir, aunque yo te recomiendo exprimir poco a poco el potencial de alguna herramienta de calendario online. Google Calendar es perfecto para aplicar time blocking.

Reservar bloques de tiempo es mucho más efectivo que una interminable lista de tareas o “intenciones”, donde estas acaban solapándose y siempre nos quedará algo por hacer que, curiosamente, tiene a coincidir con lo que menos nos apetece hacer pero que es necesario igualmente.

Algunos trucos que pueden servir para empezar a llevar a cabo esta técnica:

  • Busca huecos que se repitan de forma semanal y bloquealos en tu calendario durante todo el año. Te ayudará a llevar una rutina.
  • No bloquees huecos demasiado pequeños. Intenta ceñirte a bloques 1 hora como mínimo de duración.
  • Reserva huecos de todas tus obligaciones. Lamento decirte que tu “yo opositor”, tu “yo trabajador” y tu “yo padre de familia” coinciden en una sola persona… Tú.
  • Reserva huecos para imprevistos o tareas que puedan requerir de urgencia repentina.
  • No te olvides del descanso y el ocio. Es importante y es obligatorio bloquearlo. Para no sobrecargarte y para no excederte.

Y lo más importante… consúltalo, respétalo y vete ajustándolo para que sea lo más real posible. Y dentro de 9 meses… cuéntame los resultados.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.